HEAD

Primera persona que probó la vacuna contra el COVID-2019 en EEUU

Jennifer Haller, es la primera persona en la fase 1 de las pruebas clínicas antipandémicas en los Estados Unidos 

Jennifer-haller-primera-vacunada-de-occidene-covid2019
Jennifer Haller, la primera vacunada en EEUU
Han pasado muchos días entre contradicciones, alarmas, contagios, investigaciones, noticias falsas, culpabilidades, políticos aprovechando la pandemia para ganar espacio y pare de contar.

Pero estos acontecimientos ocultan una realidad en la que hay laboratorios privados y de universidades alrededor del mundo, que han estado trabajando sin descanso para encontrar una vacuna.

Primera persona que probó la vacuna contra el COVID-2019 en EEUU

Científicos chinos, habían hecho también algunos avances y al parecer, tienen una vacuna que experimentaron en procesos de laboratorio con animales y en fase 1 probaron con voluntarios.

Afortunadamente, en occidente también tenemos pruebas. La primera persona en recibir la vacuna es Jennifer Haller, quien es Gerente de una empresa de tecnología en la ciudad de Seattle, la cual es su ciudad de nacimiento.

Haller, fue entrevistada recientemente por nuestros amigos de la revista Sience, a quienes le manifestó estar contenta porque finalmente hay una luz en el camino, pero tenemos que esperar.

¿Cuál fue la empresa que experimentó la primera vacuna contra el Covid-2019 en occidente?

La vacuna está hecha por la empresa de biotecnología “Moderna” la cual ha recibido financiamiento para elaborarla, así como muchos otros laboratorios, los cuales fueron seleccionados por la Organización Mundial de la Salud para elegir el producto, que dé mejores resultados.

Aún debemos esperar que se cumplan las fases de prueba y otros protocolos de seguridad, para poder reproducir la vacuna que tenga mejor respuesta ante el virus, nos explican los especialistas.

¿Cuándo iniciaron las primeras pruebas clínicas de la vacuna contra el covid-2019 en el mundo?

El 16 de marzo fue la fecha en que las empresas pusieron a prueba sus investigaciones con el apoyo de voluntarios.

Tanto China, como Estados Unidos son países que compiten muy rápido por dar la mejor respuesta. Ambos países, tienen la mirada del mundo, dado que son hasta ahora los que más contagios han registrado.

¿En cuanto tiempo se podría comercializar una vacuna contra el covid-2019?

No hay un tiempo exacto, porque todo depende de la respuesta que tenga la vacuna en los voluntarios. Sin embargo, algunas empresas asoman la posibilidad de tenerla lista y comercializable a finales del año 2020.

Hay más de 50 empresas seleccionadas por la OMS para la elaboración de la vacuna contra el covid-2019 en el mundo.

Por otro lado, los chinos son optimistas y han informado a algunos medios de su localidad que la vacuna podría estar lista antes de lo estipulado.

CanSino Biologics es la empresa de China en hacer las primeras pruebas. Fue una labor conjunta donde participaron también el Instituto de Biotecnología y la Academia de Ciencias Médicas Militares del Ejército Popular de Liberación, así lo informó el Registro de Ensayos Clínicos de China.

La primera vacuna desarrollada en china se ha probado en 108 adultos, pero un voluntario residente de la ciudad de Wuhan llamado Ren Chao fue el primero en documentar el proceso de inyección de la vacuna.

Dato interesante

La empresa Johnson & Johnson había anunciado tener lista una vacuna para poner a prueba clínica en fase 1 el pasado 30 de marzo. 

Esta misma empresa junto a la Autoridad para la Investigación y el Desarrollo Biomédico Avanzado (BARDA) de EEUU, destinaron más de mil millones de Dólares para la investigación.

Se espera que la fase 1 de Jhonson se cumpla a mediados de septiembre del 2020 y han anunciado también que ya tienen un prototipo para dicha prueba.

La empresa Jhonson & Jhonson en conjunto con Janssen Pharmaceutical Companies y BARDA prometen ampliar la capacidad productiva para distribuir miles de vacunas a inicios del 2021 lo que consideran un tiempo bastante rápido para lo que significa el protocolo de elaboración de vacunas, el cual lleva 4 fases de prueba.

¿Cuál es el proceso de elaboración de una vacuna?

La Organización Mundial de la Salud, es nuestra fuente para suministrar esta información.

Responsabilidades de los centros de colaboración de la OMS

Primero debe existir un virus nuevo, como sucede ahora con el covid-2019.

Segundo, se procede con la obtención de la cepa vacunal. Es decir, se cultiva el virus pandémico con un virus de laboratorio, para dar como resultado un híbrido.

Tercero, se verifica que la cepa vacunal cumpla con la composición esperada. Es un proceso que dura 3 semanas.

Cuarto, preparación de reactivos para poner a prueba la vacuna. Estos reactivos son distribuidos entre los fabricantes para que envasen las dosis de vacuna.

Responsabilidades y actividades de las empresas seleccionadas por la OMS

Primero se optimizan las condiciones de la vacuna.

Segundo, se fabrica la vacuna a granel. Un dato interesante es que estos virus son inoculados en huevos de gallina para luego separar la clara, que es la proteína donde se multiplica el virus.

Tercero, se procede a las pruebas y control de calidad, esto sucede cuando la OMS suministra los reactivos a los laboratorios.

Cuarto, se procede a envasar y liberar la vacuna. Esto se efectúa en jeringas que luego se someten a pruebas de esterilidad, de confirmación de la concentración de proteínas y de bioseguridad mediante pruebas en animales.

Quinto, se hacen las pruebas clínicas. Es cuando somete a prueba la vacuna en voluntarios. Este procedimiento está compuesto por cuatro fases de ensayos clínicos. 

En el caso de la voluntaria estadounidense Jennifer Haller, prestó colaboración para la fase 1, al igual que los voluntarios de China y otros del Reino unido. 

Finalmente la OMS estipula que el proceso pudiera cumplirse entre 5 meses y un año, para comenzar a distribuir una posible vacuna antipandémica.  

Esperamos que esta información aclare algunas dudas, recuerda compartir y ampliar otras noticias en la página principal.

Escrito por: Cesar Contreras. CEO